Seleccionar página
Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail

A menudo me encuentro situaciones en las que los niños antes de intentar hacer algo se dejan vencer y dicen ” no puedo” , yo pregunto entonces, ¿Cómo sabes que no puedes ? ¿ Lo has intentado? … su cara de sorpresa y felicidad cuando se dan cuenta que son capaces , es indescriptible.
No nos damos cuenta, pero muchas veces anulamos a nuestros hijos, tratando de ayudarles , con nuestra mejor intención, o simplemente porque está vida frenética que llevamos no nos permite dejarles el tiempo que necesitan para hacer las cosas por sí mismos.
De forma que creamos niños incapaces y con baja autoestima. Tener una buena y sana autoestima es muy importante para el buen desarrollo del individuo.
Creo que a veces la clave de que los niños se sientan capaces , es dejarles resolver, deben hacer todo aquello que puedan hacer por si mismos, aunque tarden, aunque les cueste, aunque no les salga a la primera, de esta forma sentirán la satisfacción de superar sus propósitos, aumentarán su capacidad de frustración y se motivaran para continuar superándose.
Otro aspecto importante es valorar sus logros, para mí, si es importante el refuerzo positivo, creo que los individuos tratamos de superarnos y de crecer cuando nos sentimos capaces y valorados. Así que ¿Por qué no? Es cierto, que el primero que se tiene que sentir bien es uno mismo con su trabajo, pero a todos nos gusta que se reconozca el trabajo bien hecho y nuestro esfuerzo. Eso sí, cuando lo hagamos bien, si no , una crítica constructiva es lo oportuno, también nos ayuda a mejorar el que nos digan desde fuera que es lo que no funciona, siempre con cariño, que sientan que estás intentando ayudar a mejorar.

De esta forma conseguiremos personas con una alta autoestima y resolutivas a la hora de enfrentarse al fracaso.

Es bastante habitual que mis alumnos  (bastante pequeños, por cierto), tiendan a llamarse, malos, feos y tontos. Ellos reproducen aquellas palabras que conocen con connotaciones negativas cuando alguien realiza algo que no les gusta. No se dan cuenta, pero están minando poco a poco a sus compañeros.

Hay una frase que suelo repetir bastantes veces a lo largo del curso. ” Aquí no hay ni feos, ni tontos, ni malos. Todos somos guapos, listos y buenos” .

No me gustan nada “las etiquetas“, un niño etiquetado normalmente se convierte en aquello que todos esperan que sea, no tiene oportunidad de cambio, porque nadie espera que cambie.

Es fundamental para la autoestima de nuestros niños que reforcemos todo aquello que veamos positivo en ellos.

Puesto que están todavía formando su personalidad y carácter, trataremos de explicarles porque no deben hacer aquellas cosas que consideremos negativas para su formación, si tenemos que reñir, riñamos, pero no afirmando que el niño es de una determinada manera, dejemos claro que en ese momento concreto ha actuado de una forma que no se debe actuar.

Por tanto, de nuevo insisto, dejémosles hacer para que crezcan con autonomía y se sientan capaces , reforcemos todo aquello positivo de su personalidad, no etiquetemos, pongamos límites claros y ayudemos a limar lo negativo.

Disfrutemos con ellos del camino.

 

Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail