Seleccionar página
Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail

Qué difícil es dar a cada niño aquello que necesita , pero que necesario. Es evidente que nadie trata a todo el mundo de la misma manera. A la hora de comunicarnos con las personas de nuestro entorno, no lo hacemos de forma uniforme , buscamos el tono apropiado, las palabras adecuadas e incluso el plan que mejor se adapte a las necesidades de tu relación , no haces lo mismo con tu madre, que con tu pareja , que con un compañero de trabajo, que con un amigo….para llegar a ellos buscas la manera más adecuada.

Pues bien, cada niño necesita que busques la manera más adecuada para comunicarte y llegarle…Es importante que le conozcas bien, investiga sobre sus motivaciones, aquello que despierta su interés , lo que le hace sentirse ilusionado, sentirse capaz y trata de trabajar partiendo de sus intereses.

Es fundamental que respetes su momento madurativo, si le fuerzas es probable que exista un bloqueo y que el aprendizaje caiga en saco roto, no sirva de nada. Si no llegas, es probable que se aburra y que pierda interés en el aprendizaje.

Cuida el clima de trabajo, que el ambiente no sea hostil, para que se produzca aprendizaje hay que  estar relajado, sin tensión, ilusionado por descubrir nuevos conocimientos. Deben conocer bien los límites y las normas. Valora siempre sus logros, por mínimos que sean , eso siempre les hará crecer.

Cuando se habla de aprendizaje individualizado, parece difícil e incluso imposible, yo pensaba que sería incapaz de conseguirlo en un aula. Creo que para ello debes adaptar tu forma de trabajo a cada grupo concreto, busca métodos de aprendizaje que te permitan trabajar con todos tus alumnos de forma uniforme, que nadie se quede atrás.

Debes tener claro que no todos los niños van a conseguir los objetivos a la vez, tampoco parten todos del mismo punto y no se te puede olvidar. Busca recursos para poder entretener a los que llegan antes, mientras los más rezagados alcanzan el objetivo deseado, a veces el trabajo colaborativo entre compañeros es el recurso perfecto, de esta forma también se trabajará el compañerismo y aprenderán a compartir su tiempo , sus habilidades y su conocimiento.

No tengas miedo a la hora de relacionarte con ellos de distinta forma, ya que cada uno necesita de ti cosas diferentes para crecer y aprender, habrá quien necesite exigencia y rectitud , quien necesite afectividad y seguridad… Podría poner mil ejemplos. A larga agradecerán que te ajustes a sus necesidades.

No dejemos de intentarlo, cada niño es único , no lo olvidemos.

cada niño es único

 

 

Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail